5 claves para entender qué es la COP 15 de biodiversidad

Esta semana, gobiernos de 195 países se reunieron de forma virtual en la primera parte de la conferencia más importante sobre biodiversidad. ¿El objetivo? establecer nuevas metas para frenar la devastación de la naturaleza y asegurar el bienestar humano.

*El Sendero de la Anaconda – Jose Varón / Postada em: Gaia Amazonas

1. ¿Qué es una COP?

Las COP o Conferencia de las Partes, son órganos de decisión establecidos por Naciones Unidas y conformados por los países que han ratificado un convenio o acuerdo sobre temas definitivos para el desarrollo sostenible, como cambio climático y biodiversidad. Su periodicidad varía, y en el caso de la agenda de biodiversidad, se lleva a cabo cada dos años.

La COP15 de biodiversidad es la reunión número 15 de la Convención sobre Diversidad Biológica (CDB) ratificada por 195 países con tres objetivos: conservar la biodiversidad, asegurar su uso sostenible y una participación justa y equitativa de los recursos genéticos que proporciona. La segunda parte se llevará a cabo entre el 25 de abril y el 11 de mayo en Kunming, China.

2. ¿Qué se espera de esta Conferencia?

Una hoja de ruta clara y ambiciosa con 21 metas que los gobiernos deberán cumplir durante la próxima década; esto se conoce como el Marco Mundial de la Diversidad Biológica Posterior a 2020 (MDB) que, se espera, incluya las lecciones aprendidas de las metas planteadas para la anterior década (2010-2020), conocidas como las Metas Aichi,  pues ninguna se cumplió.

Esta nueva agenda plantea una meta global medible para la naturaleza, tal como existe en la agenda de cambio climático, y  parte de un enfoque en el que la biodiversidad sea un medio para satisfacer las necesidades de las personas. Conocida como la Meta 30×30, esta meta global busca la protección de, al menos, el 30% de las áreas marítimas y terrestres a escala global para el 2030 y es el camino para lograr dos visiones a mediano y largo plazo: ser positivos para la naturaleza en la próxima década y lograr vivir en armonía con ella para el 2050.

3. ¿Por qué hablamos de una crisis de biodiversidad? 

La biodiversidad comprende todas las formas de vida del planeta, incluyendo la nuestra. Dependemos de la naturaleza para alimentarnos, respirar aire limpio, tener agua y garantizar nuestra buena salud. Sin embargo, la estamos perdiendo de forma acelerada al punto que un millón de especies de animales y plantas  están en riesgo de extinción; y con ellas nuestra seguridad alimentaria, producción económica y supervivencia.

De acuerdo al Informe de Evaluación Global de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios del Ecosistema -IPBES-, el 75 % de la superficie terrestre ha sufrido alteraciones considerables debido a factores humanos: los cambios en el uso de la tierra, la sobreexplotación de especies, el cambio climático y la contaminación son algunas de las principales causas de la pérdida de biodiversidad.

Nuestros patrones de consumo y la aproximación  extractivista que tenemos hacia la naturaleza nos está llevando a todos, a un punto de no retorno que puede derivar, además, en nuevas pandemias.

A pesar de que la biodiversidad aún se percibe como algo distante y romántico sus procesos están estrechamente ligados con nuestra calidad de vida y bienestar.

4. ¿A qué se comprometió Colombia?

Durante la PreCOP -un evento previo a la COP que se llevó a cabo en Leticia, Amazonas, el pasado agosto- el Gobierno colombiano presentó una agenda con siete compromisos para sumarse a la misión de proteger la biodiversidad global. Algunas de las iniciativas más llamativas son:

  • Una gestión de fondos fortalecida para proteger la biodiversidad, como el programa Herencia Colombia que garantiza recursos para las áreas protegidas

  • La propuesta de impulsar mejores hábitos de consumo, a través de nuevos impuestos, tarifas y subsidios con incentivos continuos para la producción y el consumo sostenible

  • Apoyo a la Meta global de proteger, al menos, el 30% de las áreas terrestres y marítimas al 2030.

5. ¿Cuál es el papel de la Amazonía en esta conversación? 

La Amazonía es un jugador decisivo en los procesos naturales de la tierra, pues su peso en un lado específico de la balanza determina el buen funcionamiento de los sistemas que soportan todas las formas de vida en el planeta, incluyendo la nuestra.

De una parte, es el bosque tropical más grande del mundo, hogar de más de 300 pueblos indígenas, hábitat de al menos el 10% de las especies conocidas y una de las fuentes de agua dulce más importantes. Paradójicamente, la Amazonía puede pasar de ser un sumidero de carbono a liberar grandes cantidades a la atmósfera, como ya está ocurriendo en el sur de esta región, según los científicos.

Así que el llamado de las organizaciones de la sociedad civil y los pueblos indígenas  amazónicos es a reconocer en la Amazonía, en la conectividad ecosistémica y sociocultural y en los territorios indígenas, una estrategia de conservación a gran escala que puede ser clave en la implementación del MDB y fundamental para reducir la pérdida de la biodiversidad y la fragmentación ecosistémica.

Para lograrlo es fundamental garantizar la participación de los pueblos indígenas en la discusión y lograr que los gobiernos se comprometan con metas específicas mucho más ambiciosas para bioregiones de gran importancia en el mundo, como la Amazonía.

ÍNTEGRA DISPONÍVEL EM:   GAIA AMAZONAS  

NOTA – A equipe do EcoAmazônia esclarece que o conteúdo e as opiniões expressas nas postagens são de responsabilidade do (s) autor (es) e não refletem, necessariamente, a opinião deste ‘site”, são postados em respeito a pluralidade de ideias. 

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*