Colombia y Perú se unen para conocer la diversidad biológica y cultural de su frontera compartida

Durante un mes, lideres indígenas, científicos y ONG de Colombia y Perú realizaron inventario biológico del corredor ecológico conocido como el paisaje Bajo Putumayo.

FOTO: GAIA AMAZONAS

Por su recorrido desde los Andes colombianos hasta la desembocadura en el río Amazonas, en Brasil, el río Putumayo forma el límite entre Colombia y Perú, alimentándose de las aguas de los ríos Yaguas y Cotuhe, cuyas cuencas son reconocidas por su diversidad cultural, de flora y fauna. Este corredor ecológico y cultural se teje entre Áreas Protegidas (39%), Territorios Indígenas (21%), y está habitado por comunidades indígenas y mestizas con experiencia en el manejo de los recursos y su diversidad.

El territorio, conocido como el paisaje Bajo Putumayo-Yaguas-Cotuhé, se extiende a lo largo de 2,7 millones de hectáreas, y gracias a la gestión de sus habitantes ha logrado que la cobertura boscosa sea de casi un 100%. Es por eso, que Field Museum, FCDS y el Instituto del Bien Común de Perú lideró un grupo interdisciplinario compuesto por ONG, academia, institutos de investigación, Federaciones Indígenas del PERÚ y AATI de Colombia para conocer la importancia del corredor y trabajar en su conservación y uso sostenible.

Gaia Amazonas hizo parte de este equipo que encontró con bosques, ríos y lagos en buen estado de conservación. El inventario biológico registró flora y fauna silvestre megadiversas, incluyendo poblaciones saludables de peces, aves y mamíferos que sirven como la base de la soberanía alimentaria de las poblaciones locales. Dentro de los más de 1.000 especies de plantas y 706 especies de vertebrados, 3.000 especies de plantas vasculares.

El ejercicio también mapeó la historia y el poblamiento de la zona, sus fortalezas sociales y culturales y los modelos de gobernanza cultural y territorial. Aunque es la cuna ancestral de los pueblos ticuna y yagua, en la actualidad está habitado por más 3.700 indígenas de 12 etnias (ocaina, andoque, ticuna, murui, yagua, inga, cocama, bora, kichwa, entre otros), además campesinos, colonos y comunidades de fe.

Estos resultados fueron presentados en un evento público en Tarapacá y luego socializados con otros técnicos para analizar las amenazas, fortalezas, oportunidades y recomendaciones para la conservación y el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes.

FONTE: GAIA AMAZONAS – diversid_biologica_cultural

 

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*

Esse site utiliza o Akismet para reduzir spam. Aprenda como seus dados de comentários são processados.