Peru – Existencia amenazada. Denuncian atropellos a indígenas en aislamiento

La falta de atención a la propuesta de Reserva Indígena Yavarí Tapiche presentada hace trece años ocasiona que los pueblos en aislamiento que la habitan se vean envueltos en una vorágine de acontecimientos que agravan sus condiciones de vida y los colocan en extrema situación de vulnerabilidad.

Así lo denunció el consejo directivo de la Organización Regional de Pueblos Indígenas del Oriente (ORPIO) en un reciente pronunciamiento que desmiente la capacidad de las autoridades peruanas para brindar una protección eficaz a estas poblaciones. 

Indican que como resultado de una reciente misión institucional al ámbito de la Reserva Indígena solicitada han corroborado “los graves efectos que la presencia de madereros, trabajadores de empresas hidrocaburíferas y cazadores furtivos han causado y vienen causando a la vida de los pueblos en aislamiento que la habitan”

“Existen evidencias de que la presencia externa está generando huidas intempestivas, abandono de objetos preciados y malocas y alteración de rutas de desplazamiento dentro de la Reserva ante el temor que dicha intervención, y la violencia que conlleva, causa entre la población en aislamiento” afirma el pronunciamiento.

A la intromisión de madereros ilegales, cazadores furtivos y otras personas involucradas en actividades ilícitas se agrega la imposición del lote hidrocarburífero 135 a favor de la empresa petrolera Pacific Stratus y la categorización permisiva del recién creado Parque Nacional Sierra del Divisor.

La organización regional, afiliada a la nacional Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) demandas la exclusión del lote 135 y de todas las concesiones forestales superpuestas al área solicitada para la Reserva Indígena Yavarí Tapiche.

Asimismo solicita que la zonificación del Parque Nacional Sierra del Divisor garantice los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento que lo habitan a través del establecimiento de zonas de protección estricta en toda el área superpuesta a las solicitudes de reservas indígenas.

Finalmente, demanda una acción eficaz de control y protección del área, lo que implica el desalojo de agentes extraños que actúan ilegalmente y desarrollan actividades ilícitas.

El comunicado señala responsabilidades en el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP) por aprobar dentro del Parque Nacional Sierra del Divisor categorías “que permiten la presencia externa y la transformación de los ecosistemas habitados por los pueblos en aislamiento”.

Con ese tipo de decisiones se transgrede no solo la legislación nacional como el Reglamento de la Ley de Áreas Naturales Protegidas sino también la normativa internacional que obliga al Estado peruano a respetar los derechos de los pueblos indígenas.

De igual modo señalan responsabilidad en el Viceministerio de Interculturalidad al no cumplir su obligación de garantizar la protección de los pueblos en aislamiento y en situación de contacto inicial mientras se estudia el pedido de reconocimiento de una reserva territorial.

A pesar que se han realizado los estudios previos de reconocimiento para la  Reserva Yavarí Tapiche dicha entidad no ha implementado “ningún mecanismo o medida necesaria para garantizar la protección de los pueblos en aislamiento que la habitan” indica ORPIO

A continuación reproducimos el comunicado completo de ORPIO:

Existencia de pueblos en asialmiento amenazada por desatención de solicitudes de reservas indígenas a su favor y consecuente invasión de sus territorios

Pronunciamiento

La Organización Regional de Pueblos Indígenas del Oriente, ORPIO, se dirige a las autoridades nacionales, organismos internacionales de defensa de los derechos humanos, a la comunidad nacional e internacional y a los medios de prensa para denunciar lo siguiente:

Como resultado de una reciente misión institucional de nuestra organización al ámbito de la Reserva Indígena solicitada Yavarí – Tapiche hemos podido corroborar contundentemente los graves efectos que la presencia de madereros, trabajadores de empresas hidrocaburíferas y cazadores furtivos han causado y vienen causando a la vida de los pueblos en aislamiento que la habitan.

Existen evidencias de que la presencia externa está generando huidas intempestivas, abandono de objetos preciados y malocas y alteración de rutas de desplazamiento dentro de la Reserva ante el temor que dicha intervención, y la violencia que conlleva, causa entre la población en aislamiento. En efecto, los moradores de las comunidades nativas y caseríos vecinos suelen encontrar rastros de dichas poblaciones que demuestran su situación de intranquilidad y búsqueda de nuevos refugios al interior de la Reserva.

Esta situación se ha mantenido vigente a lo largo de los últimos años, siendo inaceptable que el Viceministerio de Interculturalidad no haya sido capaz de cumplir con su obligación de proteger a estos pueblos y atender con efectividad la solicitud de establecimiento de la reserva indígena, que fue presentada hace trece años por nuestras organizaciones.

En efecto, la desatención a esta solicitud ha causado la superposición de decenas de unidades de aprovechamiento forestal y la tala ilegal masiva y sostenida, haciendo uso de tractores que han atravesado las zonas más inhóspitas de la Reserva y del actual Parque Nacional Sierra del Divisor, habitados por nuestros hermanos en aislamiento.

De igual manera, la falta de atención a la solicitud de creación de la Reserva Indígena ha facilitado la superposición del lote 135 y la ejecución de operaciones de exploración símica en los años 2012-2013, mientras que hoy se anuncian nuevas operaciones en zonas habitadas por pueblos en aislamiento. El peligro que este lote representa para dichos pueblos motivó el reiterado rechazo del pueblo Matsés, congregado en una reunión multitudinaria en abril del presente año, en la que exigió “la anulación de los contratos de los lotes 135 y 137” y manifestó su oposición a cualquier actividad petrolera dentro de las tierras Matsés, incluidas las áreas al interior de la Reserva Nacional Matsés, la Reserva Indígena Yavarí Tapiche y el Parque Nacional Sierra del Divisor.

Otro atentado contra los pueblos en aislamiento de esta Reserva es la zonificación del recientemente creado Parque Nacional Sierra del Divisor. Al respecto, no obstante lo establecido en la legislación nacional (como el Reglamento de la Ley de Áreas Naturales Protegidas) e internacional sobre la obligación del Estado peruano de respetar los derechos de los pueblos indígenas en áreas naturales protegidas, el SERNANP ha establecido categorías que permiten la presencia externa y la transformación de los ecosistemas habitados por los pueblos en aislamiento. En el sobresalto de la violación de los derechos indígenas, el SERNANP ha priorizado el reconocimiento de derechos adquiridos de la empresa petrolera Pacific Stratus y ha desconocido los derechos adquiridos de pueblos indígenas con presencia milenaria en la zona, como los pueblos en aislamiento. El hecho que la reserva hubiera sido solicitada por las organizaciones indígenas tres años antes de la creación de la Zona Reservada Sierra del Divisor y cuatro años antes del otorgamiento del contrato de licencia de operaciones a la empresa Pacific Stratus, tampoco fue tomado en cuenta por las autoridades.

Denunciamos las maniobras del SERNANP para desinformar a los representantes de las comunidades nativas vecinas a la Reserva Indígena Yavarí Tapiche respecto a la seguridad de sus territorios y colocarlos en contra de dicha solicitud de Reserva y de nuestras organizaciones. De nuestra parte, señalamos con firmeza que nuestras organizaciones respetan y defienden los derechos territoriales de todos los pueblos indígenas y que dicha propuesta de Reserva no afectará los territorios comunales sino que los excluirá.

El Viceministerio de Interculturalidad tampoco ha cumplido con su obligación de hacer respetar el artículo 24 de la ley para la protección de pueblos indígenas en situación de aislamiento y en situación de contacto inicial, que establece que mientras se realice el estudio previo de reconocimiento de un pueblo en aislamiento y contacto inicial, se garantizará su protección. Al respecto, se han realizado los estudios previos de reconocimiento de la Reserva Yavarí Tapiche pero no se ha implementado ningún mecanismo o medida necesaria para garantizar la protección de los pueblos en aislamiento que la habitan.

Además, denunciamos que existen ONG con intereses sobre el área que aun sabiendo de la existencia de dichos pueblos la pasan por alto colocándolos en peligro.

Demandamos:

– El cumplimiento de la ley respecto a los plazos establecidos para el proceso de reconocimiento de pueblos en aislamiento y categorización de reservas indígenas a su favor, por el Viceministerio de Interculturalidad.

– La exclusión del lote 135 y de todas las concesiones forestales superpuestas a la Reserva Indígena solicitada Yavarí Tapiche.

– La zonificación del Parque Nacional Sierra del Divisor garantizando los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento que lo habitan a través del establecimiento de zonas de protección estricta en toda el área superpuesta a las solicitudes de reservas indígenas.

– El desalojo de madereros ilegales, cazadores furtivos y otras personas involucradas en actividades ilícitas, y la implementación de mecanismos efectivos de control y protección del área.

Iquitos, 9 de Julio 2016

Consejo Directivo de ORPIO

FONTE: Servindi 

https://www.servindi.org/actualidad-noticias/12/07/2016/denuncian-atropellos-indigenas-en-aislamiento   

Nota da Ecoamazônia:

Do lado brasileiro da fronteira está instalado o Parque Nacional da Serra do Divisor, administrado pelo ICMBio.

 

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*

Esse site utiliza o Akismet para reduzir spam. Aprenda como seus dados de comentários são processados.