Perú recibirá US$ 6.1 millones para preservar bosques amazónicos

Perú recibirá 6.1 millones de dólares de la cooperación internacional para la preservación de sus bosques amazónicos, en virtud del convenio suscrito hoy entre el Ministerio del Ambiente, el Reino de Noruega y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Este acuerdo contempla medidas inmediatas por parte del Perú, tendientes a reducir emisiones de carbono producto de la deforestación; así como la protección efectiva de sus bosques y áreas forestales; además de titular tierras a favor de comunidades indígenas locales.
Según lo convenido, el plazo de implementación de estas acciones será de 18 meses, tras lo cual, en correspondencia con las reducciones verificadas, Noruega contribuiría con cerca de 200 millones de dólares adicionales para complementar esos esfuerzos.
En la firma de este pacto estuvieron presentes el ministro peruano del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal; al igual que la embajadora del Reino de Noruega en el Perú, Hege Araldsen; y la representante residente del PNUD en territorio peruano, Maria del Carmen Sacasa.
Cabe resaltar que esto es parte del proyecto “Iniciando el camino para la implementación de la fase II o de transformación de la Declaración Conjunta de Intención entre los Gobiernos de Perú, Noruega y Alemania”.
Durante el acto de suscripción, el titular del Ambiente detalló que este convenio se ejecutará con base en el mecanismo de presupuesto forestal por resultados, es decir, contempla una retribución para el Perú en función de tareas y metas cumplidas en esa materia.
“Esta es una buena manera de trabajar, tiene incentivos entre ambas partes y resultados concretos en metas, que –luego de ejecutadas– permiten dar el siguiente paso”, aseveró.
Adelantó, en ese sentido, que Perú deberá cumplir como objetivo ampliar las transferencias condicionadas que reciben los pueblos indígenas de San Martín y Ucayali a cambio de proteger los bosques y desarrollar prácticas de manejo forestal sostenibles.
Otras tareas de Perú serán la titulación de 68 comunidades nativas de ambas regiones, avanzar con la zonificación ecológica y económica, y labores de ordenamiento territorial en estos dos departamentos de la selva del país, apuntó Pulgar-Vidal.
“La cuarta actividad está vinculada a revertir situaciones no deseadas de cambio de uso del suelo; porque en Perú la mayor fuente de emisiones es la deforestación y el cambio de uso de suelo”, explicó el funcionario en la sede del Ministerio del Ambiente, en San Isidro.
Por su parte, la embajadora noruega en Lima resaltó que este acuerdo fue firmado en el marco de la cooperación orientada a hacer frente a la deforestación y degradación de los bosques peruanos, y con ello reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
“Hoy apreciamos que pasamos de las buenas intenciones a los hechos”, manifestó la diplomática europea, al tiempo de felicitar a Perú por su dedicación e incansable labor en la lucha contra el cambio climático y la deforestación.
A su turno, la representante del PNUD reconoció el liderazgo que ejerció Perú en las cumbres climáticas de las Naciones Unidas celebradas en Lima y en París (COP20 y COP21), lo que dio pie al pacto suscrito hoy.
Señaló que para el PNUD el tema de la Amazonía no solo se vincula al aspecto de los bosques, sino a la supervivencia de las poblaciones que habitan en sus entornos.
“No podemos entender esta iniciativa sin pensar en los objetivos de desarrollo, porque se debe tener una perspectiva multidimensional de la problemática (…). La Amazonía representa un bien global y no únicamente del Perú, por su relevancia internacional”, resaltó.
GRM
(FIN) MVF/FHG

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado.

*

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
%d blogueiros gostam disto: