Bolivia evalúa impacto de represas brasileñas

El ministro de Medio Ambiente, José Antonio Zamora, informó que un equipo técnico nacional, conformado por funcionarios de su cartera y de la Cancillería, se encuentra estudiando el impacto que podrían haber tenido sobre Bolivia la construcción y puesta en marcha de dos represas brasileñas al otro lado de la frontera. 

Desde hace siete años, la Liga de Defensa del Medio Ambiente (Fobomade) ha estado denunciando que la edificación de las represas provocaría inundaciones en Guayaramerín y Cachuela Esperanza.

El ministro Zamora pidió a los periodistas que esperen los resultados de la indagación que llevan adelante técnicos bolivianos de ambos ministerios, lo cuales ya se habrían contactado incluso con la Cancillería brasileña para recabar datos y obtener conclusiones válidas para tomar decisiones.

La autoridad adelantó que la represa más cercana, la de Jirau, se encuentra a más de 80 kilómetros de la frontera boliviana, lo cual haría poco probable que incremente la corriente de los ríos. Sin embargo, reiteró que mientras no se conozcan las conclusiones de los estudios, es mejor no adelantar criterio. “Esto da para que cualquier persona diga cualquier cosa. Es mejor esperar”, exhortó.

La represa de “San Antonio” se encuentra a 180 kilómetros de la frontera con Bolivia y muy cerca de la ciudad brasileña de Porto Velho; mientras la de “Jirau”, está a 85 kilómetros del territorio nacional. Organizaciones no gubernamentales alertaron desde 2007 sobre los riesgos de la fuerte alteración hidrológica de la cuenca del río Madera. Zamora dijo que si bien esos datos fueron importantes y pudieron haber marcado una alerta, también hubo otros estudios que señalaron lo contrario.

De acuerdo a un trabajo del Instituto de Hidraúlica e Hidrología de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), desde Brasil ya se preveía el aumento de los niveles fluviales en territorio brasileño y la consiguiente inundación como consecuencia del funcionamiento de las represas, aunque se negaba la posibilidad de que aquello pudiera suceder en Bolivia.

El 7 de marzo próximo está prevista la llegada a La Paz del canciller de Brasil, Luiz Alberto Figuereido. Uno de los temas de su agenda de discusión sería justamente el impacto de dichas represas sobre los afluentes bolivianos, que han ocasionado inundaciones en el departamento del Beni.

Fuente: Erbol: http://www.erbol.com.bo/noticia/economia/02032014/bolivia_evalua_impacto_de_represas_brasilenas 

VER MAIS EM : http://servindi.org/actualidad/102249

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.