Amazónicos denunciaron en Lima impactos ambientales e irregularidades en caso Nanay

Voceros del Comité del Agua de Iquitos denunciaron que la petrolera ConocoPhillips causó daños al ambiente en la cuenca del Río Nanay y exigieron la paralización de sus actividades de exploración. Afirman que el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp) cometió irregularidades para favorecer a la petrolera.Este lunes en una conferencia de prensa organizada por la congresista Verónica Mendoza en la sede del Parlamento, la delegación denunció que las operaciones de la petrolera pondrían en peligro el suministro de agua de medio millón de habitantes.

Como se recuerda, las operaciones de ConocoPhillips, cuyos lotes 123  y 129 se superponen al Área de Conservación Regional Alto Nanay – Pintuyacu – Chambira y  a la Reserva Natural Pucacuro, motivaron grandes movilizaciones  de rechazo en la ciudad de Iquitos.

Las operaciones de ConocoPhillips no se han detenido hasta el momento, esto pese a que el Gobierno Regional de Loreto emitió en 2003 una ordenanza que califica a la cuenca del Nanay como “zona de exclusión para actividades de extracción minera y para aquellas que alteren la cobertura vegetal”.

Otras medidas para su protección fueron dadas en 2008 declarando “de interés público” la protección de la cuenca y en 2011 cuando se crea el área de Conservación Regional anteriormente mencionada.

Tras haber agotado las gestiones a nivel local, la delegación del Comité del Agua -compuesto por diversas organizaciones sociales de Iquitos- se encuentra en Lima buscando el diálogo directo con el Gobierno Central a fin de solucionar el conflicto ambiental.

Denuncian daños al ambiente

José Manuyama, vocero del Comité del Agua, denunció que las actividades de ConocoPhillips   han ocasionado la pérdida de cien hectáreas de bosque, así como la instalación una cifra similar de campamentos en la zona.

“Cuando eso pasa por hábitats, por sitios de desove, por lugares donde procrean y se reproducen las especies, tiene un impacto de todo ámbito, económico, social y ambiental”, señaló Manuyama.

Aseguró que la cuenca del Nanay es especialmente diversa y frágil, y que provee de agua a medio millón de personas, incluyendo a 21 comunidades.  Asimismo, explicó que la pérdida de bosques afectaría la disponibilidad del recurso.

Por su parte, Hilter Panduro, representante del pueblo indígena Iquito, afirmó que su comunidad sufre el impacto ambiental de la empresa.

Señaló que perciben “ausencia de  flora y fauna” en la cuenca del Río Nanay, así como el descenso del caudal del río.

El representante indígena subrayó su deseo de solucionar el problema para no llegar a enfrentamientos y pidió al Estado que no solamente apunte a la explotación petrolera en la cuenca, sino a proyectos de otra naturaleza.

Presuntas irregularidades del Sernanp

A su turno la congresista Verónica Mendoza afirmó que Sernanp habría cometido irregularidades al haber anulado la declaración de incompatibilidad de las actividades de exploración petrolera de ConocoPhillips con el Área de Conservación Regional Alto Nanay – Pintuyacu – Chambira y con  la Reserva Nacional Pucacuro.

La legisladora señaló que el 6 de febrero de 2012, tras un cambio de funcionarios  y sin sustento técnico, la presidencia de Sernanp -mediante la Resolución Presidencial Nº 27 – 2012 – declaró nulo el oficio 1189-2011-SERNANP-DGANP de octubre de 2011 que señalaba la incompatibilidad de la exploración petrolera en el Lote 123 de ConocoPhillips con las dos áreas protegidas.

Igualmente, explicó que el 21 de febrero de 2012, – a través de la Resolución Presidencial Nº 40-2012 –  Sernanp anuló  el oficio 1186-2011 SERNANP-DGAN con el que declaró la incompatibilidad de la exploración petrolera en el Lote 129 con las áreas protegidas.

Para Mendoza, estos hechos dejarían sin protección “el frágil ecosistema, poniendo en riesgo el abastecimiento de agua de la ciudad de Iquitos” y significarían “indicios de irregularidad”.

Igualmente,  la congresista señaló que Sernanp se inhibe de dar una opinión técnica sobre el Estudio de Impacto ambiental, a pesar de ser “su competencia y obligación”.

Demandan paralización de exploración

La delegación exigió la suspensión de las actividades de la petrolera en la zona y que, de manera participativa, se mida el daño ocasionado al área natural por la empresa.

De igual manera, pidieron un plan de desarrollo sostenible, y un ordenamiento territorial “que tenga en cuenta las características ambientales, ecológicas y económicas de la cuenca”, precisaron.

Finalmente exigieron que se evalúe la participación de las autoridades “tanto el Ministerio del Ambiente, Energía y Minas y las instancias regionales” en el caso, a fin de establecer hasta qué punto se ha violado la ley y si son sujetos de denuncia penal.

Protestarán en Lima e Iquitos

Los voceros anunciaron acciones de movilización en la ciudad de Iquitos y el viernes 28 de septiembre una manifestación frente al local de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) en Lima, durante la presentación de la campaña “Amazonía Nuestra”.

FONTE  :  http://servindi.org/actualidad/73164

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*